El gasto no baja frente al PBI: el ahorro en subsidios se va en pago de intereses

2017-12-05

Los intereses de deuda se incrementaron 79% en los primeros 10 meses del año. Así, pasaron de representar 1,2% del PBI el año pasado a 1,7% en lo que va de 2017

Todo el ahorro fiscal que llevó a cabo el Gobierno en los primeros 10 meses del año, básicamente en reducción de subsidios económicos, es equivalente al incremento en el pago de intereses de la deuda, cuando se mide ambas variables en términos de relación con el PBI.
 
El gasto total, este es el primario más los intereses, representa el mismo porcentaje del PBI en lo que va de 2017 que lo que implicó en los primeros 10 meses de 2016: un 20,1% del producto.

Las modificaciones, hacia adentro de los componentes de este gasto, fueron que mientras que entre enero y octubre del año pasado el primario implicó un 18,9% del PBI, los intereses durante ese período pesaban un 1,2%. En cambio, en el acumulado al décimo mes de 2017, las erogaciones disminuyeron y pesan hoy un 18,4%, mientras que los intereses de la deuda se incrementaron fuerte hasta llegar a representar un 1,7% del PBI.

 
De esta manera, todo el esfuerzo que implica la reducción de subsidios, con el incremento de las tarifas mediante y su impacto en la inflación (y, por ende, en el bolsillo de los usuarios), se lo lleva los intereses del endeudamiento.
 
Los intereses de la deuda, ítem que creció en el acumulado a octubre un 79% respecto a igual período de 2016, pasaron de ser $ 99.621 millones durante los 10 primeros meses del año pasado a totalizar $ 178.047 millones en lo que va de 2017.
 
"La mejora en lo fiscal no será suficiente debido a que buena parte de lo conseguido con la disminución del gasto y el déficit primario serán compensado por el aumento de los intereses y su impacto en el rojo financiero", aseguró Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma. Detalló que el proyecto de Presupuesto para este año prevé una erogación de 2,2 puntos del PBI en concepto de intereses.
 
Desde Hacienda, con los cambios introducidos en la manera de calcular el resultado fiscal, decidieron poner el foco en el déficit primario. "Es el que podemos controlar", aseguran. Claro, las emisiones de deuda ya no dependen de esta dependencia desde que se escindió esta cartera: es el Ministerio de Finanzas el que lleva a cabo las colocaciones para conseguir el fondeo en los mercados.
 
No obstante, se muestran confiados en cumplir con la meta de déficit primario tanto de este año, de 4,2%, como la del próximo, de 3,2% del PBI. La evolución del rojo en los primeros 10 meses, de 2,5% del PBI (y $ 254.874 millones), asegura que en 2017 se logrará y hasta sobrecumplirá. Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que elabora el Banco Central, el año terminará con un déficit primario de $ 416.200 millones, equivalente al 4,2% del PBI. Aún así, el resultado financiero no llegará a evidenciar una mejora. En el acumulado a octubre el déficit creció un 17% hasta los $ 432.921. millones.
 
De esta manera, Caamaño Gómez estima que el gasto total del sector público nacional representará en torno a 25,2% del PBI en 2017. Este porcentaje se compara a los 25,7% correspondientes a 2015 y al 26,1% del año pasado. En tanto, que el déficit financiero finalizaría en 5,8% del PBI, cuando se lo compara con el 5,2% de 2015 y el 5,9% de 2016.
 
En lo que va de 2017. los subsidios económicos se redujeron un 23% cuando pasaron de $ 208.163 millones en el acumulado de octubre de 2016 a $ 1260.571 millones. A esta disminución hay que agregar el incremento de las prestaciones sociales, lo que reduce el impacto total sobre el gasto (y también el déficit primario) y, además, el aumento de los intereses, que tiene su efecto en el resultado financiero.
 
También desde el Iaraf (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) resaltan que "la solución de fondo sigue siendo alcanzar lo antes posible el superávit fiscal primario. Para este objetivo primordial, entre otros aspectos, son clave las reformas que están en discusión en el Congreso. tanto su aprobación como su posterior cumplimiento".
 

Fuente: www.cronista.com