Ingresos brutos: Fisfe y API arman mesa de trabajo

2018-04-10

La central fabril se reunió con autoridades del organismo recaudador. Buscan minimizar el impacto del pacto fiscal en las grandes industrias.

La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) y la Administración Provincial de Impuestos (API) conformaron una mesa de trabajo para analizar el impacto del impuesto a los ingresos brutos luego de la implementación del pacto fiscal. El foco está puesto en la situación de un conjunto de grandes empresas que, como consecuencia de la adhesión de la provincia al acuerdo impulsado por el gobierno nacional, experimentaron paradójicamente un aumento de la alícuota que venían tributando. Si bien la administración Miguel Lifschitz dispuso un mecanismo compensatorio, el objetivo de la nueva instancia de discusión es afinarlo en un estudio caso por caso.
 
Los empresarios se reunieron en la sede de Fisfe con el titular de la API, Luciano Mohamad, las subadministradoras provinciales Laura Marcos y Lorena Ulieldin,y la administradora regional de Rosario Daniela Bosco. Coincidieron en crear una mesa de trabajo para analizar "caso por caso" la situación de cada empresa afectada por el artículo 25 del consenso fiscal y avanzar en soluciones que permitan aliviar la carga fiscal.
 
Por Fisfe participaron autoridades de su comité ejecutivo y representantes de importantes industrias que operan en la provincia, como General Motors, Ternium, Electrolux, Gani, Gerdau, Acindar, La Virginia, Cinter, PB Leiner y Cervecería Santa Fe. Además, hubo referentes del Centro Comercial e Industrial de Rafaela.
 
El objetivo de estas reuniones es instrumentar el compromiso del gobierno de garantizar que ninguna de esas industrias pague por Ingresos Brutos que el año pasado. El enredo se armó cuando, con la promesa de bajar la carga fiscal en las provincias, la Nación indujo a las provincias a firmar el pacto fiscal. En uno de sus artículos se estableció la convergencia al 2 por ciento de las diferentes alícuotas que cobraban las distintas jurisdicciones por el impuesto.
 
El tema en Santa Fe es que, antes del Consenso, las industrias con facturación menor a los 150 millones de pesos al año ya estaban exentas del tributo en Santa Fe. Y por encima de ese monto, mientras que las de "extraña jurisdicción" pagaban 4,5 por ciento, las que tienen domicilio fiscal en la provincia pagaban sólo 0,5 por ciento. En este último caso, que involucra a unas 30 firmas, el acuerdo les elevaba la carga fiscal.
 
Por ello, el Ministerio de Economía estableció un mecanismo compensatorio para evitar que paguen más que el año anterior. Una primera compensación es la surge de la reducción de los impuestos de extraña jurisdicción en otras provincias. Y si se comprueba que eso no alcanza, la provincia instrumentará ese compromiso caso por caso.
 
La resolución 8/2018 de API reglamenta ese beneficio, que debe ser solicitado por las empresas, cumpliendo serie de requisitos. Las dudas por su aplicación derivaron en la reunión que se realizó ayer en la sede de Fisfe.

Fuente: www.lacapital.com.ar