La industria de Santa Fe cerró 2018 con una caída acumulada de 2,6 por ciento

2019-01-31

Un informe de la Federación Industrial de la provincia sostuvo que en el segundo semestre se intensificó la retracción. Las bajas se dieron en la mayoría de los sectores.

La industria de Santa Fe cerró otro año complicado. En 2018 la producción experimentó una caída acumulada del 2,6 por ciento en relación a 2017. La baja fue generalizada, con excepciones como el sector frigorífico. La metalurgia, la fabricación de muebles y la producción de autos sufrieron las peores contracciones. El empleo se retrajo y la capacidad ociosa subió. Según la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), 2019 arrancó con "bajas expectativas".
 
El Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe presentó ayer su informe mensual. Reportó una caída de 2,6 por ciento en 2018, fundamentado en la menor actividad de "importantes y numerosos sectores". Entre ellos: metalúrgico, automotor, minerales no metálicos, químico-petroquímico, oleaginoso, calzado, madera y muebles, papel y cartón, edición e impresión y caucho y plástico. La reducción del consumo interno, que se generalizó en el segundo semestre, arrastró a la producción industrial al abismo. La entidad subrayó el impacto negativo del aumento de las tasas y de las tarifas.
 
El empleo registrado en la industria a nivel nacional cayó 4,2 por ciento en forma interanual según la medición de octubre último. Contra octubre de 2015, la caída trepó a 9,2 por ciento. En tres años se perdieron 116 mil puestos.
 
El número de asalariados registrados en la industria argentina se ubica por debajo del nivel alcanzado durante la recesión de 2009. "Se revirtió la fase de expansión del empleo registrada entre 2010 y 2013", indicó la central.
 
En noviembre de 2018, y por séptimo mes consecutivo, la utilización de la capacidad instalada retrocedió hasta 63,3 por ciento. El Estimador Mensual de la Actividad Económica correspondiente a la industria argentina registró en septiembre una disminución interanual de 11,2 por ciento, en octubre 6,5 por ciento, y en noviembre de 12,6 por ciento interanual. En este panorama, los distintos rubros de la industria evolucionaron de la siguiente forma:
 
• La producción de muebles y colchones perdió entre julio de 2015 y el mismo mes de 2018 el 15 por ciento de sus empresas y el 5,3 por ciento de sus puestos de trabajo.
 
• Durante el año 2018 se procesaron en Santa Fe 32,5 millones de toneladas de semillas de soja, representando una merma de 10,4 por ciento frente al registro del año anterior. La elaboración de aceite de soja se redujo 8,8 por ciento interanual. Entre los meses de agosto de 2017 y noviembre de 2018 se enfrentaron sucesivas bajas interanuales de la actividad sectorial. Por el contrario, en el último mes del año se observó una mejora de la producción —y de las exportaciones— como resultado del bajo nivel de comparación que representó diciembre de 2017.
 
• La actividad frigorífica bovina finalizó 2018 mostrando un nivel de faena 6,5 por ciento superior respecto de 2017, con cierta tendencia a la desaceleración en los últimos meses. El procesamiento de aves tuvo una recuperación de 2,7 por ciento interanual y la faena porcina aumentó 5,3 por ciento interanual.
 
• Las exportaciones argentinas de leche entera en polvo treparon durante 2018 a 135 mil toneladas y 405 millones de dólares (suba de 88 por ciento interanual en volumen y 73 por ciento en valor). Pero en noviembre las ventas al mercado interno de leche fluida bajaron 1,9 por ciento, las de leche en polvo 15 por ciento y las de quesos 9,9 por ciento. Crema, postres, yogures y leches chocolatadas retrocedieron en conjunto 14,3 por ciento.
 
• Por octavo mes consecutivo, en diciembre de 2018, la actividad del bloque "minerales no metálicos" registró una caída de 27,3 por ciento interanual. El indicador sectorial finalizó 2018 registrando una baja de 4,2 por ciento interanual. El consumo de cemento en nuestra provincia bajó 25 por ciento en el año.
 
• La producción de acero en Santa Fe bajó 8,2 por ciento interanual en diciembre. No obstante, al finalizar el año se constató un avance de 20,6 por ciento respecto de 2017, al superar las 1,3 millones de toneladas. La producción de laminados en caliente, luego de veintitrés meses seguidos de incrementos interanuales, exhibió en el último mes del año una caída de -21,3 por ciento en relación a igual período de 2017.
 
• En noviembre la producción metalúrgica continúo en caída, presentando una disminución de 9,8 por ciento interanual. En 2018 bajaron 3 por ciento. Entre los rubros que tuvieron las mayores caídas en el undécimo mes se encuentran: Carrocerías, remolques y semirremolques (-25,9 por ciento), maquinaria agrícola (-17,6 por ciento), otros productos de metal (-11,5 por ciento), autopartes (-5,9 por ciento) y bienes de capital (-5,4 por ciento).
 
• La producción de autos en Santa Fe cayó 81 por ciento interanual en diciembre. En el año se alcanzó a una cifra de producción ligeramente superior a 36 mil unidades, un 27,9 por ciento menos que en el año anterior. De esta manera, la participación santafesina en la producción automotriz nacional se redujo de 10,6 por ciento en 2017 a 7,8 por ciento en 2018.

Fuente: www.lacapital.com.ar