Precios, salarios y empleo: Alberto quiere un Consejo Económico por ley y le pidió un 'aporte' a la UIA para su plan contra el hambre

2019-10-03

Será un órgano tripartito para acordar pautas de inflación e ingresos. Se lo dijo ayer a los industriales y presentó sus ideas para reactivar la economía.

Bueno muchachos, estamos convencidos de que hay un modelo que fracasó, y si estamos convencidos arranquemos otra etapa". Así arrancó la presentación de Alberto Fernández en la primera reunión que mantuvo este martes con el comité ejecutivo de la UIA, encabezado por su presidente Miguel Acevedo, en la sede de la central fabril en Avenida de Mayo 1147.
 
Fue una reunión de casi dos horas en la que los industriales le entregaron su "Plan productivo 2020-2023", le preguntaron por la política fiscal y tributaria, mientras el candidato opositor les adelantó que su plan de gobierno tendrá como primeras tareas la lucha contra el hambre, la instrumentación de un pacto social a la europea y la reactivación de la economía, con el foco puesto en la industria.
 
En ese marco, Fernández les planteó la necesidad atacar el hambre con medidas inmediatas junto a los sindicatos, movimientos sociales, la Iglesia y los partidos de la oposición. "Voy a dar una batalla épica contra el hambre para unir a los argentinos", sorprendió a los dueños de casa el invitado, acompañado por sus asesores Santiago Cafiero, Matias Kulfas y Cecilia Todesca.
 
El INDEC informó el lunes que pobreza subió al 35,4% y afecta a casi 16 millones de personas. Frente a esos datos insoslayables de la realidad, el presidenciable destacó la contradicción de un país que "puede dar alimentos a 400 millones de argentinos y el 50% de la producción está paralizada", mientras que los empresarios se mostraron dispuestos a hacer un "aporte".
 
De ese modo, dieron a entender su intención de sumarse a la campaña "Argentina sin hambre", que este lunes presentará en la Facultad de Agronomía el exsubsecretario de desarrollo social Daniel Arroyo, el hombre designado por Fernández para diseñar la política social un conjunto de medidas para regular el costo de la canasta alimentaria y aliviar el endeudamiento de las familias.
 
Dentro de ese esquema Arroyo busca "desenganchar" el valorde la canasta del resto de los productos, algo que intentó Mauricio Macri sin mayores resultados a través de Precios Cuidados y Precios Esenciales. El plan contemplaría además la aplicación de la Ley de Góndolas, una propuesta que también habían impulsado en su momento el dueño de Maxiconsumo, Victor Fera, y el líder de la CTEP, Juan Grabois.
 
"Es inadmisible que en Argentina haya hambre, cada vez hay más gente en los comedores comunitarios, que va a comer a las escuelas y problemas de malnutrición", dijo Arroyo a iProfesional, tras confirmar que esta semana presentará el plan con la participación del sector privado, aunque prefirió no adelantar cuáles serán las propuestas concretas.
 
Durante el encuentro en la central fabril, varios industriales se mostraron dispuestos a colaborar y manifestaron su "dolor" por la situación social. Por estas horas, se evalúa que las economías regionales aporten frutas y verduras que por la crisis no se llegan a levantarse de la tierra. Pero en el sector alimenticio sostienen que primero quieren conocer los detalles del plan.
 
Las fundaciones privadas, como la de Juan Carr, también están invitadas a participar del esquema diseñado por Arroyo. Los empresarios mencionan la Red de Bancos de Alimentos en Buenos Aires, de la que participa Liliana Cagnoli, empresaria oriunda de Tandil de la fabricante de salames Cagnoli. La entidad repartió 12 millones de kilos de alimentos a 370.000 personas en 2018.
 
Las dudas provienen de parte de algunos de los movimientos sociales que asistirán al lanzamiento de este lunes, pero que todavía no mantuvieron conversaciones con el candidato opositor. Ese es el caso del Movimiento Evita, liderado por Emilio Pérsico, que forma parte de la CTEP junto al Movimiento de Trabajadores Excluidos, encabezado por Grabois.
 
La creación de un Consejo Económico y Social fue otro de los temas que surgieron en la reunión en la UIA. Fernández cautivó la atención de los industriales con su propuesta de institucionalizar un organismo tripartito través de una ley en el Congreso, de manera que tenga un funcionamiento consensuado y permanente, como ocurre en España y Australia.
 
En ese sentido, se comprometió a entregarles en las próximas semanas un borrador de lo que será el consejo. Este sería el ámbito para concertar un acuerdo de precios, salarios y productividad, aunque aún no está definido si sus resoluciones tendrán un carácter vinculante o no. "No voy a traer un modelo cerrado, lo vamos a construir juntos", les dijo el visitante.
 
Mientras tanto, los industriales se comprometieron a avanzar en reuniones con los dirignetes de la CGT, la CTA y los principales sindicatos, tal como se los pidió el candidato. "No hay margen para que no se concrete el consejo económico y social", explicó a este medio Walter Andreozzi, uno de los industriales que estuvo presente en la reunión.
 
Acevedo ya mantuvo contactos con el cotitular de Azopardo, Héctor Daer. Ambos acordaron dejar de lado la reforma laboral y avanzar en el pacto social, luego de mostrarse juntos el 11 de diciembre en un acto junto a Fernández y gobernadores del PJ en Tucumán. También prevén dialogar con Hugo Moyano, el principal exponente del sindicalismo duro, que se reunió con Daer la semana pasada para avanzar en la reunificación de la CGT, aunque todavía persisten viejas rencillas.
 
Como muestra del diálogo, los industriales citan la reunión de este martes entre la cámara metalúrgica y Unión Obrera Metalúrgica de Rosario para consensuar medidas frente a la pérdida de 5.000 empleos y la explosión de Procesos preventivos de Crisis.
 
Pero también reconocen que si el 10 de diciembre no hay medidas inmediatas habrá una gran cantidad de despidos en la provincia de Buenos Aires. Ayer, se cumplió una semana de la ocupación de la planta de Kimberly Clark, tras anunciar su cierre y 200 despidos en Bernal.
 
En última instancia el esquema de Fernández dependerá de la reactivación de la economía. El candidato explicó a los capitanes de la industria la secuencia de su programa:
 
1. Poner en marcha el consumo con medidas de ayuda extraordinaria a los sectores más castigados
 
2. Promover las exportaciones con una política comercial agresiva, en contraste con la "diplomacia de canapé".
 
De ese modo, el huésped dio a entender que en un primer momento las políticas apuntarán a los sectores manufactureros vinculados al mercado interno. "Escuché lo que mis oídos querían escuchar, por lo menos menciona a la industria", dijo un empresario que estuvo en la reunión y que se mostró decepcionado con la política productiva de Mauricio Macri.
 
En cuanto al frente exterior, se planteó la necesidad de generar divisas a través del comercio con otros países. Sin mencionar la pérdida diaria de reservas internacionales ni el problema del endeudamiento externo, Todesca planteó que "hay que trabajar fuerte en superar la restricción de dólares" para evitar un nuevo estrangulamiento cuando repunte la economía.
 
Justamente, el documento que le entregaron los industriales se propone crear un entorno "competitivo y presivible", a partir de la generación de divisas. En concreto, piden la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales, la baja de impuestos, créditos para el sector productivo y una mejora de la competitividad a través de reformas, incluida la laboral.
 
El clima del encuentro contrastó con el coloquio de la Unión Industrial de Córdoba, en donde Macri se enojó este martes con Acevedo por retirarse antes de escuchar su discurso. Pero en la central fabril no todos se mostraron a gusto este miércoles.
 
Una de las caras largas fue la del CEO de Fiat, Cristiano Rattazzi, quien se mantuvo en silencio durante la reunión. La semana pasada el empresario se refirió a Cristina Kirchner como "Alibabá y los 40 ladrones".
 
En el cónclave de este miércoles estuvieron los vicepresidentes Daniel Funes de Rioja, Guillermo Moretti, Eduardo Nougués, Adrián Kaufmann Brea, Carlos Garrera y Alberto Sellaro.
 
También participaron Héctor Motta, David Uriburu, Martín Rappallini, Carolina Castro, Martín Cabrales, José Luis Cíntolo, Diego Leal, Pedro Reyna, Jorge Sorabilla, Luis Tendlarz, José Urtubey, Silvio Zúrzolo y Diego Coatz.

Fuente: www.iprofesional.com